Adaptación de arrastrador frontal

Práctico, si se puede mecanizar una pieza de trabajo en toda su longitud. Aún más práctico si, además, se puede evitar tener que soltar y volver a fijar la pieza. En primer lugar, aumenta la precisión de concentricidad, en segundo lugar, se «estabilizan» las tolerancias de forma y de posición, y en tercer lugar, nuestra adaptación de arrastrador frontal se monta también con gran rapidez. ¡Basta con insertarlo en el dispositivo de sujeción, apretar los tres tornillos y listo! Del giro concéntrico perfecto se encarga nuestra interfaz CENTREX.

Ventajas:

  • Contrapunta de centrado con suspensión
  • Arrastrador frontal de metal duro
  • Modificación muy rápida sin desmontaje del mandril (2 min.)